sabrina imagen destacada

Sabrina Spellman de vuelta en la pequeña pantalla

Sabrina Spellman, esa chica que nos hechizó y conquistó con su dedo mágico en los años noventa gracias a la serie televisiva ‘Sabrina, cosas de brujas’, ha vuelto 22 años después a la pequeña pantalla gracias a la plataforma de Netflix.

Renovada con una versión mucho más tétrica que la que ya conocíamos, esta nueva serie se ha ganado los corazones de los televidentes, en poco tiempo, tras su estreno el pasado 26 de octubre.

¿Sabrina verdadera y Sabrina falsa?

Tanto la Sabrina antigua como la Sabrina nueva provienen de una serie de cómics homónimos publicados a partir del año 1960 (Sabrina the Teenage Witch) y 2014 (Chilling Adventures of Sabrina) respectivamente.

Tanto fue el éxito de Sabrina que, aunque comenzó siendo un personaje recurrente en los cómics de Archie, poco después obtuvo el suyo propio ya que el público así lo aclamaba y, claro, al público hay que tenerlo contento.

Después de eso y, aunque me duela decirlo porque también me encanta, Archie empezó a decaer a través de los años quitándole Sabrina todo su protagonismo. Archie tuvo un par de series animadas contadas con la mitad de los dedos de una mano mientras que Sabrina ha tenido y sigue teniendo adaptaciones para dar y regalar.

Melissa Joan Hart interpretó a una Sabrina basada en los cómics de los 60, mientras que la nueva serie sigue los pasos de los nuevos cómics que se han venido publicando desde 2014. De hecho, en la serie se pueden apreciar algunos easter eggs referidos a Riverdale, ya que si recordamos (y si no lo sabemos, yo lo cuento) Riverdale es una serie basada en los cómics de Archie. Así que, si sumamos dos más dos, podremos dar casi por hecho que estas dos series tendrán su muy merecido y esperado crossover.

sabrina oscura

Esta nueva versión de Sabrina también cautivará tu corazón

Está claro que si has visto esta nueva serie de Netflix entenderás que diga que se ha ganado el corazón de todos (y si no la has visto no sé a qué esperas, pero no te preocupes, aquí no habrá spoilers) ya que, por un momento, a los más mayores que tuvimos la oportunidad de disfrutar de Melissa, se nos ha dado la oportunidad de volver a tener esa ilusión por ver un capítulo de Sabrina. Aunque esta… no se parezca en nada a la que nosotros recordábamos.

Desde el primer capítulo se nos presenta un ambiente oscuro, enigmático y siniestro que no desparece en ningún momento. Nos muestran a una Sabrina (Kiernan Shipka) de quince años, mitad bruja y mitad mortal que, a punto de cumplir los dieciséis, tiene que tomar la decisión mas importante de su vida. Tiene hasta el día de su cumpleaños para decidir si entregarse por completo a Satanás a través del bautismo oscuro y decir adiós a su vida humana, o declinar esa oferta y olvidarse de sus poderes.

La nueva Sabrina trae consigo oscuridad, terror y demandas judiciales contra Netflix y Warner Bros.

De hecho, esto anterior causó un poco de revuelo en una organización del Culto Satánico. Demandaron a Netlflix y a Warner Brothers aludiendo al plagio de la estatua de Baphomet, que se encuentra en la escuela de brujas y que es mayor símbolo del Ocultismo remontándose su origen hace siglos. Además, les ha molestado y se han quejado porque ‘lo que se práctica’ en esta nueva ficción más oscura de Sabrina no representa nada lo que ellos predican (por ejemplo, «canibalismo»).

Han sabido regalarnos ese toque terrorífico aludiendo a exorcismos, apariciones, regresos post mortem, religión satánica, haciendo referencia a clásicos del terror como ‘El Exorcista’ o ‘Pesadilla en Elm Street’. Además, nos han mostrado a unas tías de Sabrina, Hilda y Zelda, que hacen una clara alusión a las personalidades de Caín y Abel.

Hay sangre y violencia en el 99.9% de los episodios y diría que hasta vais a pasar un poco miedo o, al menos, suspense, pero oye, que así luego tenéis la excusa perfecta para acurrucaros con vuestras parejas (también valen almohadas). Lo que si os aconsejo es que hagáis una buena compra de palomitas y chucherías porque no os vais a poder despegar de la pantalla.

El colectivo LGTBI+ dentro de un universo de magia y hechicería

Como estamos hablando de Papá Netflix, esta serie no iba a ser menos en lo que al colectivo LGTBI+ respecta y nos topamos con varios personajes que nos representan.
Ambrose (primo de Sabrina) que, en esta versión de la serie actúa un poco con la personalidad de Salem, es pansexual.

De hecho, en algún episodio podemos verle manteniendo relaciones íntimas tanto con hombres como con mujeres, e incluso a la vez. Nos encontramos también con Susie, una chica con disforia de género la cual tiene que sufrir los abusos de algunos de sus compañeros de instituto.

sabrina primo gay

El feminismo y el empoderamiento de la mujer toman el control de la serie

En esta versión, Sabrina misma, es capaz de desenvolverse sola con el ‘’Papa’’ del Infierno como yo le llamo (es la máxima representación del demonio en la tierra) y hasta con el mismismo Belcebú. La rebeldía contra el patriarcado de Satán es algo que aprendemos casi desde el primer minuto ya que Sabrina se las apaña para enfadar al demonio y a todo su séquito de brujas malhumoradas, por desacatar sus normas y peticiones.

El feminismo y el empoderamiento de la mujer están bastantes presentes, sobre todo, en personajes principales como el de la misma Sabrina, sus tías, las amigas de Sabrina e incluso esa profesora que bueno, tiene algo raro que ya descubriréis. Todas son mujeres poderosas y decididas. De hecho, se podría decir que hay pocos hombres en la serie, o se hacen notar menos que las mujeres, ya que estas, cogen el toro por los cuernos.

Salem, el gran excluido de la primera temporada de Sabrina

Salem no tiene mucho protagonismo ya que como he dicho unas líneas más arriba, Ambrose actúa como él en lo que a personalidad se refiere y es que, aparte de que este hecho es simplemente así porque sí, el pobre Salem no ha abierto la boca y parece ser que no lo hará al menos por ahora.

Por otro lado, la actriz que da vida a Sabrina en la serie se percató a mitad de rodaje que era alérgica a los gatos. Hasta se plantearon cambiarlo por un perro negro. En esta versión de la ficción Salem interpreta a lo que ellos llaman “familiares”.

Los familiares son duendes que pueden adoptar la forma de animales y que sirven y protegen a los brujos. Pero para darle un toque de nostalgia, en este caso, Ambrose es el brujo que se encuentra recluido en la casa de la familia de Sabrina por haber querido cometer un atentado contra el Vaticano.

Recordemos que en la serie antigua Salem es convertido en gato por haber intentado dominar el mundo y es condenado a pasar sus siete vidas sirviendo a las chicas Spellman, pero bueno, el guiño está bien dado y este nuevo personaje que hemos conocido nos ha gustado bastante.

sabrina gato salem

Ya casi para finalizar este artículo, porque si sigo escribiendo siento que se me va a escapar algún spoiler, quiero que los que hayáis visto la serie me comentéis vuestras opiniones y me digáis si estáis de acuerdo en algo de lo que he comentado por aquí. Si simplemente quieres fangirlear, también soy el primero dispuesto a hacerlo.

Por último, os voy a dejar en enlace a un vídeo en el que el cast de la antigua serie de Sabrina manda sus ‘’best witches’’ (haciendo una broma de ‘best wishes’ que en inglés significa ‘mejores deseos’) al elenco de esta nueva serie que nos ha cautivado por completo.

 

Después de leer este artículo… «¿Creéis que Netflix ha hecho bien en volver a traernos a Sabrina a la televisión?»

 

Artítulo realizado por: Francisco Javier

Si te ha gustado, puedes seguir en Instagram para más contenido.

 

También te puede interesar este otro artículo sobre Juego de Tronos.

Sansa Stark 7 temporada

Un comentario sobre “Sabrina Spellman de vuelta en la pequeña pantalla

Deja un comentario